¿Creamos un perfil social?

23 agosto 2016

Seguramente sea la primera gran decisión que una empresa deba tomar a la hora de diseñar su plan de medios sociales. ¿En qué plataforma social creamos un perfil? ¿En todas? ¿En las que me parezcan más populares? ¿En las que el empresario tenga un perfil personal?

Vamos por partes. No es recomendable crear un perfil social en todas las plataformas sociales que conozcamos, salvo que seamos una gran entidad que se puede permitir contratar un Community manager por plataforma y diseñar un plan de medios sociales para cada una de ellas. Comenzaríamos muy activo en todas ellas, sin embargo con total seguridad con el paso del tiempo unas funcionarán mejor que otras y acabaremos abandonando los perfiles menos seguidos. Y ya sabemos que para tener un perfil social sin actualizar mejor no tenerlo debido a la mala imagen que genera. No busquemos llenar la parte superior de nuestra website con muchos logotipos de redes sociales por creer que así nuestra imagen va a mejorar.

facebook-version-game-of-thrones

De acuerdo, entonces nos han recomendado tener presencia en las redes más populares que son Twitter y Facebook. Son las más populares, nos tienen que llover los seguidores ¿no? No siempre es así por desgracia. Y aquí comenzamos con la clave de la selección de plataforma social. Nuestra empresa debe escoger la plataforma DONDE SE ENCUENTRE SU PÚBLICO.

Por ello primero debemos saber a qué público nos dirigimos, es decir, realizar una segmentación del mismo: Por edad, aficiones, conocimientos tecnológicos, sectores, etc.

Podemos verlo aun más claro si aplicamos todo lo explicado en un caso concreto, por ejemplo un medio de comunicación o una institución del sector vitivinícola. Este quiere darse a conocer por redes sociales y mantener así informados a todos los aficionados al vino y expertos en enología de la actualidad del sector. ¿Dónde podemos encontrar a este público? Sin duda en Twitter. Esta plataforma junta a miles de aficionados al vino, medios de comunicación especializados y expertos del sector que buscan informarse de todo lo que rodea a la enología. De ahí que en muy poco tiempo su perfil puede ser muy visitado y seguido por este público.

instagram-version-game-of-thrones

Caso muy diferente podríamos ver en una franquicia de comida rápida que atrae mayoritariamente a un público juvenil debido a sus agresivas promociones. A su local acude público de todas las edades, sin embargo es el público adolescente y “sediento” de compartir sus experiencias con su círculo de seguidores el que acude allí con más frecuencia.

¿Dónde encontramos a este público? Solo hace falta realizar una pequeña investigación para darnos cuenta que sorprendentemente no se dejan ver por Twitter o Facebook, si por Instagram o Snapchat. Es en este terreno donde podemos llevar a cabo nuestro plan de medios sociales y donde seguro que todos ellos acogerán al restaurante con los brazos abiertos.

Finalizando con un ejemplo práctico, imaginemos que nuestro perfil social es nuestro establecimiento. Si queremos abrir una librería-papelería lo hacemos al lado de un colegio/instituto/universidad donde cientos de estudiantes (nuestro público objetivo) van a pasar por delante de nuestra puerta a diario. No nos llevamos la librería-papelería a una zona de restaurantes donde se encuentra otro tipo de público.

|
Otros artículos de
Enrique Molina Esteban

Deja tu comentario

Tranquilo, tu email no será publicado o compartido.
Rellena los campos obligatorios marcados con *

Puedes utilizar etiquetas HTML con sus correspondientes atributos: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>


*


Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios, facilitar su uso y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en este enlace.
Aceptar